El cáncer de la glándula mamaria es una enfermedad que afecta a gran cantidad de población femenina.  La mayoría de los tratamientos incluyen la extirpación de la glándula por lo que posteriormente y cuando la paciente ya ha sido dada de alta por sus médicos oncólogos se puede atender por medio de una reconstrucción mamaria. Esta cirugía es muy importante, ya que regresa a las pacientes su auto estima y las reintegra completamente a sus actividades normales.

Las técnicas de reconstrucción mamaria son muy variadas, desde la colocación de implantes, hasta procedimientos muy complejos que llevan tejidos de una región anatómica diferente, hasta  el área de la mama.