La grasa es un tejido maravilloso que puede ser utilizado para moldear el cuerpo humano, no solamente extrayéndola, sino reposicionándola en regiones que lo necesiten. Actualmente utilizamos la grasa para dar volumen  a la cara, a las mamas, a los glúteos y en general a cualquier región del cuerpo humano, incluyendo cicatrices y áreas afectadas por enfermedades degenerativas. No es un proceso sencillo o que cualquiera pueda realizar, tiene muchos riesgos y por eso debe ser realizado por un profesionista con experiencia.