Las deformidades que se presentan al nacer, se denominan todas, defectos o enfermedades congénitas, estas pueden ser en cualquier parte del cuerpo humano, por ejemplo en las manos, o en los labios, es importante la valoración de un Cirujano Plástico calificado para desde el nacimiento conocer las posibilidades de reconstrucción de cada paciente que debe ser valorado individualmente.

Son cirugías que deben ser planeadas minuciosamente por expertos en diferentes áreas y que integran equipos multidisciplinarios que aseguran el mejor resultado posible.